por 
Gary 'Z' McGee
 19 Junio 2015
del Sitio Web WakingTimes 

traducción de Adela Kaufmann
Versión original en ingles

 

 

 

 

 

 

 

"Hay dos maneras

de conquistar y esclavizar a una nación

Uno es por la espada.

El otro es por deuda".

John Adams
 

 


No tengas duda, somos una nación conquistada y esclavizada, y la deuda es el método de nuestra esclavización.

 

Cada dólar hecho de la nada es un enlace invisible en una cadena invisible que nos mantiene co-dependientes en un sistema corrupto. La mayoría de los hogares se están ahogando en varias formas de deuda. 

 

Es una forma de controlarnos:

haciéndonos débiles, temerosos y financieramente inestables. 

Pero como escribió Malcom Gladwell,

"Llega un momento en que la aplicación mejor intencionada del poder y la autoridad comienza a ser contraproducente".

No importa si las personas que implementaron el sistema tuvieron buenas intenciones.

 

El sistema ha fracasado, y depende de nosotros devolver el tiro. 

Esta es la cosa:

Todas las ecuaciones caen a cero cuando la deuda es nuestro esclavo maestro. El corazón es la codicia y la mente sanguinaria en tal estado, a menos que se le engañe fuera de su condición. La muerte duerme en la única calle de este corazón, una paloma por una almohada.

Lo que se necesita es un tipo de renacimiento. Lo que se necesita es una especie de Fénix saliendo de las cenizas. Lo que se necesita es que el David de nuestro corazón encuentre el coraje para enfrentar al Goliat del sistema de la deuda.

 

Aquí hay tres formas poderosas de revertir en cuanto a la culpa y la deuda:

 

 

1 - Transformar deuda en Audacia

"La deuda es una trampa, especialmente la deuda estudiantil, que es enorme, mucho más grande que la deuda de la tarjeta de crédito.

 

Es una trampa para el resto de tu vida, porque las leyes están diseñadas para que no puedas salir de ella.

 

Si un negocio, por ejemplo, se endeuda demasiado, puede declararse en bancarrota, pero las personas casi nunca pueden ser liberadas de la deuda estudiantil a través de la bancarrota ".

Noam Chomsky

Entonces estás en deuda... ¿Y eso que significa? 

 

En el sentido básico de cara a cara, significa que "debes" dinero a alguien. A veces puedes devolverle el dinero a alguien y, a veces, no puedes. En un acuerdo de persona a persona, la deuda es lo que es.

 

Pero en el sentido posmoderno significa, como lo definió Ambrose Bierce:

"Deuda, s: un ingenioso sustituto de la cadena y el látigo del esclavo-capataz".

Es este tipo de deuda:

deuda agrandada, deuda hiperreal, deuda ilegal e ilegítima, y deuda utilizada como opresión sistemática, que este artículo está atacando.

Digamos que te comprometiste ahora mismo. Entonces, ¿qué significaría tu deuda?

 

Como dijo Shakespeare,

"El que muere paga todas las deudas".

Digamos que debes 100K (100,000) en deuda estudiantil.

 

¿Y qué? Pueden llevarse un auto. Pueden llevarse una casa. Ellos pueden llevarse la tierra. Pero no pueden quitarte tu educación. Sin embargo, pueden embargar tu salario.

 

Entonces debes ser astuto.

 

Tienes que reunir un coraje tipo "fuera de la caja" que raya en la impudicia. Tienes que revertir querido deudor (comprador... tenga cuidado) con - el camino más relevante - el querido vendedor (prestamista, tenga cuidado).

 

En breve:

tienes que transformar la deuda en audacia.

Como Edward G. Bulwer-Lytton dijo,

"La juventud está en peligro hasta que aprenda a considerar las deudas como furias".

Aquí está la cosa:

solo vives una vez (por lo que 'sabemos'). Entonces nos corresponde sacar lo mejor de esto.

Obtener una educación es una forma estelar de sacar lo mejor de tu vida.

 

Entonces, el sistema es corrupto y nos hace pagar demasiado por la educación superior. Obtenga una educación de todos modos. ¡Maldita deuda! Lleva tu deuda con honor. Luego, transfórmala en audacia.

 

Usa tu deuda estudiantil como una espada de verdad:

el dinero es una ilusión, la deuda es una ilusión. La única razón por la que "significa" algo es porque estamos de acuerdo, psico-socialmente, en que significa algo.

Igualmente podemos aceptar que "significa" menos que la vida, menos que el corazón, menos que el florecimiento humano, menos que casi cualquier cosa que tenga un valor real y objetivo:

comida, agua, refugio y necesidades humanas básicas.

Podríamos estar de acuerdo con esto, y así alinearnos apropiadamente con la verdad cósmica. La deuda es una ficción. El problema es que a menudo confundimos ficción y no ficción.

 

Y así va... 

El hombre de coraje, el hombre de audacia, el hombre que se da cuenta de que la deuda no es más que una caricatura en el cerebro, hace lo que Henry Longfellow escribió:

"Mira a todo el mundo a la cara, porque no debes a ningún hombre".

 

 


2 - Transformar el miedo y la culpa en un perdón audaz

"Nuestra cultura ha utilizado la culpa y la vergüenza como el principal medio para motivar a las personas a ser buenos según sus estándares, por lo que no es de extrañar que la gente se sienta culpable y que tenga que expiar, o a veces tener a alguien más expiando por ellos".

Carol Pearson

Metafóricamente hablando:

El miedo es un dragón. La culpa es un rey.

Ambos deben ser "superados" para que nuestro yo auténtico emerja, a fin de recobrar nuestra alma.

 

Cada uno de nosotros tiene su propio dragón para matar. Cada uno de nosotros tiene su propio rey para destronar. Nadie más puede hacerlo por nosotros. Es nuestra responsabilidad únicamente. 

 

Matamos al dragón del miedo transformando el miedo en coraje. Destronamos al rey de la culpa transformando la culpa en perdón. Pero no es fácil.

 

Hay trampas y reveses en abundancia.

 

Como dijo George Orwell,

"Hasta que lleguen a ser conscientes, nunca se rebelarán, y hasta después de haberse rebelado, no podrán volverse conscientes".

Y aunque logremos un estado de perdón valiente, siempre hay un poder que nos tienta a ser demasiado poderosos, tentándonos a hacer nuestro poder absoluto.

 

Para no convertirnos en tiranos, debemos - después de matar al "dragón" y destronar al "rey", después de devolver la paz y el orden al "Reino" - renunciar a nuestro poder, abandonar el trono y continuar nuestro viaje.

 

La sabiduría viene con una curiosa mezcla de asumir la responsabilidad de nuestras previas elecciones y acciones a la vez que siendo lo mas creativos posible en la búsqueda de nuevas formas de continuar nuestro viaje.

 

El viaje es la cosa; incluso a expensas del poder, y tal vez incluso especialmente a expensas del poder. 


Aquí está la cosa:

la autocompasión es un veneno. No actúes por autocompasión; actúa por amor propio. Haz las paces con la culpa demasiado pesada dentro de ti. Desenreda el nudo gordiano de tu corazón.

Enfrentar a tus demonios es la única manera de resolver los lazos que te han ligado a tu propio miedo y culpa.

 

Una persona valiente ve que el miedo y la culpa son siempre una invitación al crecimiento.

 

Al igual que Warren Buffet advierte,

"las cadenas del hábito son demasiado ligeras para ser sentidas hasta que son demasiado pesadas como para romperlas".

No esperes hasta que las cadenas del miedo y la culpa sean demasiado pesadas para romperlas. Rómpelas ahora, antes de que "ahora" quede obsoleto.

 

Libérate ahora, antes de que la libertad misma sea prohibida.

 

 

 


3 - Transformar el deber moral en Deber Amoral

"Uno tiene la responsabilidad moral de desobedecer las leyes injustas".

MLK Jr.

A menudo he dicho,

"En un sistema inmoral, la acción amoral es un deber moral. Uno debe rebelarse amoralmente para que la moral pueda existir".

Este es un concepto poderoso precisamente debido a los sistemas de poder arraigados y a los seres humanos inertes y complacientes que la mayoría, sin saberlo, los defienden.

 

Es poderoso porque, si se toma y se aplica con sinceridad, nos obliga a vivir aventureramente, en broma, e inspira una profunda intimidad con el cosmos.

"¿Cuántas películas de aventuras se necesitan para compensar la falta de aventura? ¿Cuántas películas de superhéroes hay que vigilar para compensar la expresión atrofiada de la grandeza de uno?

 

¿Cuánta pornografía satisface la necesidad de intimidad? ¿Cuánto entretenimiento para sustituir el juego perdido?

Charles Eisenstein 

 

  • El "deber moral" es una herramienta utilizada para mantenerte complaciente, satisfecho, cómodo, despreocupado y engreído.

     

  • "Deber amoral” es una herramienta que se utiliza para mantenerlo informado, incómodo, vigilante, imaginativo y proactivo.

En un sistema insalubre, insostenible, injusto e inmoral - uno como el nuestro, que nos obliga a venderle nuestras almas para poder sobrevivir - nos corresponde ser agentes amorales de primer orden y comprar nuestras almas de vuelta.

 

Pero la moneda no es monetaria; es coraje. 

 

El intercambio se realiza a través de la intrepidez y la despreocupación, a pesar de las estructuras de poder existentes o las llamadas autoridades. 

Para "comprar" nuestras almas de las garras de la tiranía,

  • debemos ser valientes frente a los cobardes 

     

  • debemos ser audaces en medio del pusilánime 

     

  • debemos ser valientes y atentos entre todos los hipócritas irreflexivos 

     

  • para no ser el juguete del diablo, debemos ser capaces de engañar al diablo 

     

  • le damos la vuelta al mal al rebelarnos amoralmente contra el cielo y el infierno

Como dijo Albert Camus,

"Me rebelo, por lo tanto, existimos".

Debemos rebelarnos para que nuestras almas sean nuestras, para que podamos darnos cuenta de que nuestras almas son interdependientes con todas las cosas.

 

De hecho, para cosechar una evolución saludable, es posible que tengamos que sembrar una pequeña revolución amoral...