por Gary Z. McGee
10 Septiembre 2018
del Sitio Web
FractalEnlightenment
traducción de Biblioteca Pleyades

Versión original en ingles

 

 

Gary 'Z' McGee,
ex Especialista en Inteligencia de la Armada convertido en filósofo, es el autor de
Birthday Suit of God y The Looking Glass Man.
Sus obras están inspiradas en la
grandes filósofos de todas las épocas y su visión amplia y despierta del mundo moderno.

 

 

 





La mayoría de la gente no discutirá el hecho de que la mayoría de las sociedades de este planeta están enfermas.

Desde la polución desenfrenada hasta la co-modificación de todas las cosas.

De la banca de reserva fraccionaria impulsada por la codicia a la guerra rentable.

Desde la xenofobia paranoica hasta los ataques con drones generadores de terroristas.

Desde miles de millones de personas que sufren del propagandizado Síndrome de Estocolmo hasta políticas insostenibles y tiránicas impulsadas por el estado.

Desde la indigencia desenfrenada hasta las cárceles con fines de lucro sobrecargadas.

Desde
4 Difficult Truths that Will Shock You into Awareness hasta 4 Hard Truths that Will Jolt You Awake.

 

 


La lista sigue y sigue...

 

Es una verdadera mezcla heterogénea de mala salud.

La miseria de todo esto es que somos más o menos conscientes de esta enfermedad, pero no sabemos qué hacer al respecto. Vemos cómo mover el barco, simplemente agita a todos a bordo y provoca más olas de las que nadie quiere lidiar.

Pero llega un momento en que decimos,

"¡Al diablo! Al diablo con la delicada sensibilidad de todos.

Voy a hacer algo 'loco' en esta sociedad enferma que no se da cuenta de que es un avión que se estrella.

Voy a ponerme la máscara de oxígeno y predicar con el ejemplo".


 


1.) La excentricidad es esencial para reducir la conformidad

"En esta época, el mero ejemplo de inconformismo, la mera negativa de arrodillarse ante la costumbre, es en sí mismo un servicio.

Precisamente porque la tiranía de la opinión, es tal que hace de la excentricidad un reproche, es deseable, para romper esa tiranía, que la gente sea excéntrica.

La excentricidad siempre ha abundado cuando y donde ha abundado la fuerza de carácter; y la cantidad de excentricidad en una sociedad ha sido generalmente proporcional a la cantidad de genio, vigor mental y valor moral que contenía.

Que tan pocos se atrevan ahora a ser excéntricos, marca el principal peligro de la época".
John Stuart Mill

Estar sano en una sociedad enferma requiere excentricidad.

A veces, para pensar fuera de la caja-esquemas, tienes que aplanar la caja.

A veces tienes que superar la mala salud de todo esto y gritar diatribas que rompen el síndrome de Estocolmo en un megáfono a través de una máscara de gas mientras haces piruetas en el Wall Street Bull...

 

 

 

Así que crucifica a la conformidad capitalizando tus peculiaridades...

Acepta tu propia rareza.

Ser excéntrico es ser interesante, y lo que te hace interesante te hace valioso.

Especialmente en una sociedad enferma con valores atrasados.

Se extravagante.

Se bullicioso.

Se una medida de salud a pesar de la sociedad enferma.

Esto los volverá locos...

Como dijo Edith Sittwell,

"No soy excéntrico. Es solo que estoy más vivo que la mayoría de la gente. Soy una anguila eléctrica impopular en un estanque de bagres".

 



2.) Las preguntas flexibles son más saludables que depender de respuestas fijas

"Nuestras verdades más elevadas no son más que medias verdades.

Piensa en no establecerte para siempre en ninguna verdad. Úsala como tienda/carpa para pasar la noche de verano, pero no construyas casa con ella o será tu tumba".
El conde de Balfour

La insignia de (des)honor que lleva una sociedad profundamente enferma es "tener todas las respuestas".

Irónicamente, una sociedad enferma cree que es la mejor sociedad...

Iza y alaba sus banderas con feroz idolatría.

Ejerce su nacionalismo como un garrote, golpeando al resto de las naciones del mundo con su xenofobia y su pensamiento fijo.

Lo único más espeso que su capricho patriótico es su total obediencia a la autoridad.

La autoridad arroja "respuestas", y la población enganchada a tener amos, los estatistas (o realistas) que anhelan ser gobernados, las absorben sin cuestionar.

Pero una verdad incuestionable hace que el mundo entero sea ignorante...

A menos que la gente aprenda a cuestionar la autoridad.

Lo que puede, y hará hacerte parecer como loco para aquellos enganchados a las respuestas.

Pero la única forma en que una "respuesta" puede volverse prestigiosa y válida es si se somete a un escrutinio riguroso y una inspección circunspecta.

De lo contrario, es solo el ciego (estafador) guiando al ciego (engañado).

Como dijo Bertrand Russell,

"No tengas respeto por la autoridad de los demás, porque siempre se encuentran autoridades contrarias".

 



3.) El corazón es más grande que el dinero
 

 

 

"Encontré a la mayoría de mis amigos bastante contentos de ser utilizados como material tributario, a pesar de que las sumas de dinero que les quitaron fueron empleadas en contra de sus propias creencias e intereses.

Habían vivido tanto tiempo bajo el sistema de usar a otros, y luego a su vez ser usados ​​por ellos, que eran como sujetos hipnotizados, y veían este sujeto y uso mutuo como parte del necesario e incluso Providencial 'orden' de cosas.

La gran máquina se había apoderado de sus almas".
Auberon Herbert

 

En este mundo de competencia competitiva, es "una locura" que alguien venga con el entendimiento de que la cooperación es lo principal y la competencia es secundaria.

La gente se deforma cuando usted sugiere que la interdependencia es más saludable que la independencia es más saludable que la co-dependencia.

Especialmente cuando se trata de dinero...

Esto se debe a que, en una sociedad enferma, la gente está condicionada a acumular cosas.

A las personas se les lava el cerebro para que compitan por las posesiones materiales, generalmente a expensas de otras personas.

Las personas están programadas para ser co-dependientes de un estado insalubre, lo que crea relaciones co-dependientes insalubres:

Para incluir relaciones financieras...

Es un círculo vicioso que solo termina cuando el individuo "loco" se levanta con el corazón lleno y le da la vuelta a su propia co-dependencia, volviéndose así independiente para auto-actualizar la interdependencia.

 


 

4.) Ser contrario humilla a los poderes fácticos

 

 

“Hemos vivido nuestras vidas asumiendo que lo que era bueno para nosotros sería bueno para el mundo.

Nos hemos equivocado.

Debemos cambiar nuestras vidas para que sea posible vivir con la suposición contraria, que lo que es bueno para el mundo será bueno para nosotros.

Y eso requiere que hagamos el esfuerzo de conocer el mundo y aprender lo que es bueno para él".
Wendell Berry

Hay una gran riqueza de salud en la contrariedad. Sin mencionar el placer obtenido (que "contrariamente" acabo de mencionar).

Ser contrario en una sociedad enferma es ser audazmente ejemplar.

Es ser una oveja negra y estar orgulloso de ello.

Se levanta desde la parte inferior de la pila y tira al lodo al que está demasiado cómodo que está arriba boca abajo.

Es caballos altos de rodillas.

Está quemando banderas, biblias y coranes.

Está derritiendo tronos y joyas de la corona y puliendo excrementos con ellos.

Es "escalar la montaña más alta y golpear el rostro de dios"...

La sociedad profundamente enferma ha sobrevivido durante demasiado tiempo, y los médicos tramposos, los chamanes contrarios, los payasos sagrados, han tenido suficiente.

Son los lo suficientemente "locos" como para imaginar un mundo nuevo.

Son los lo suficientemente contrarios como para marcar el comienzo.

Su contrariedad trastorna todos los carritos de manzanas para revelar las manzanas podridas escondidas bajo la brillante chapa de Monsanto.

 

 

 

5.) La libertad peligrosa es más saludable que la esclavitud pacífica

"Cuando se proscribe la libertad, sólo los forajidos serán libres".
Anónimo

Se puede distinguir a una sociedad enferma por el nivel de su servidumbre ciega.

La sociedad enferma está subordinada y depende del Estado.

Nacidos en la esclavitud, las personas en una sociedad enferma rara vez alcanzan el nivel de autoconciencia necesario para cuestionar sus cadenas.

Están demasiado cautivados por las campanas y silbidos del hombre-máquina, demasiado atrapados en la rutina diaria de nueve a cinco.

Están demasiado embelesados ​​por las tonterías bipartidistas y la propaganda impulsada por el Estado, como para notar la enfermedad cobarde en el corazón, del estilo de vida 'conquistar-consumir-destruir-repetir'...

 

 

Esto es para los locos.
Los inadaptados. Los rebeldes. Los alborotadores.
Las clavijas redondas en los agujeros cuadrados.

Los que ven las cosas de forma diferente.
No les gusta las reglas.

Y ellos no tienen respeto por el status quo.

Puedes elogiarlos, no estar de acuerdo con ellos, citarlos,
descreerlos, glorificarlos o vilipendiarlos.
Casi lo único que no puedes hacer es ignorarlos.
 

Porque ellos cambian las cosas.

Ellos inventan. Se imaginan. Curan.

Ellos exploran. Ellos crean. Ellos inspiran.
Empujan a la raza humana hacia adelante.
Quizás tengan que estar locos.

¿De qué otra manera puedes mirar un lienzo vacío y ver una obra de arte?
¿O sentarse en silencio y escuchar una canción que nunca se ha escrito?
¿O contemplar un planeta rojo y ver un laboratorio sobre ruedas?

Mientras que algunos pueden verlos como locos,

nosotros vemos genios.

Porque la gente que está

lo suficientemente loca como para pensar
que ellos pueden cambiar el mundo,

son los que lo hacen...
Jack Kerouac
Fuente

 

 

 

 


 

En breve:

su esclavitud pacífica los ha hecho apáticamente contentos.

Precisamente por eso la libertad es peligrosa.

No es un hecho...

Se necesita mucho trabajo a pesar de los perezosos.

Es necesario sentirse incómodo a pesar de lo cómodo.

Se necesita estar sano a pesar de los que están bien adaptados a una sociedad enferma.

Se necesita estar "loco" a pesar del contenido demasiado pasivo del status quo.

Al final del día, la sociedad enferma seguirá enfermando cada vez más.

Aquellos que están bien adaptados a la sociedad enferma seguirán adaptándose más a ella hasta que el mundo ya no sea capaz de soportar ese nivel de enfermedad.

Pero para entonces será demasiado tarde para todos nosotros...

Así que, este es un llamado a las armas, para todos aquellos que estén dispuestos,

Estar loco a pesar de la tiranía de lo normal.

Ser rebeldes a pesar del imperio.

Ser clavijas redondas a pesar de sus agujeros cuadrados.

Ser oveja negra burlándose de ovejas y pastor.

Estar sano a pesar de una sociedad profundamente enferma.

Atrévete a ser divergente.

Atrévete a ser "
The One".

Atrévete a ser el
Braveheart David frente a frente con Goliat.

El status quo pensará que estás loco, pero la posteridad pensará que eres un héroe...