por Joseph Mercola

18 Julio 2022

del Sitio Web TomeControlDeSuSalud



 

 

 

 

HISTORIA EN BREVE

  • Adam Tooze, historiador de crisis financieras y director del Instituto Europeo de la Universidad de Columbia, advierte que el mundo se enfrenta a una "policrisis", la cual es una tormenta perfecta de múltiples influencias socioeconómicas globales
     

  • La policrisis no solo es la presencia de varias crisis a la vez. Sino más bien, se refiere a una situación en la que el todo es más peligroso que la suma de las partes, ya que cada crisis individual aumenta, agrava y empeora otras crisis
     

  • Tooze predice que existen varias crisis que podrían brotar en cualquier momento y unirse en los próximos 6 a 18 meses, incluyendo una crisis alimentaria, brotes de otras pandemias, estanflación, una crisis de deuda soberana de la eurozona y una posible guerra nuclear
     

  • Aunque la mayoría de los economistas son optimistas y predicen que, en 2023, Estados Unidos se enfrentará a una recesión leve y temporal, la evidencia en tiempo real no parece tan buena
     

  • Existen dos estrategias que pueden fortalecer la resiliencia individual y local frente a las tensiones que enfrentamos, las cuáles involucran la idea de,

    • crear sistemas de alimentos locales

    • fortalecer las relaciones vecinales y comunitarias

    Ambas reducen la dependencia de las personas a las dádivas del gobierno y, por lo tanto, es menos probable que se vean obligadas a participar en estos nuevos sistemas esclavistas, como el Gran Reinicio



En un artículo reciente, 1 Adam Tooze, historiador de crisis financieras y director del Instituto Europeo de la Universidad de Columbia, 2 revisa y explica lo que él llama la inminente "policrisis de la destrucción", la cual es una tormenta perfecta de influencias socioeconómicas globales que indican los problemas que se avecinan.

 

 

 


Panorama general de la crisis

Tooze ilustra varios patrones de estrés interconectados que están involucrados en la escena global.

 

Este gráfico ilustra la situación al 21 de enero de 2022:
 

 

 


Además, Tooze explica la complejidad causada por el conflicto Rusia-Ucrania al 24 de febrero de 2022: 3

"Lo que una vez fue un mapa muy legible, ahora se ha convertido en un acertijo.

 

La guerra consiguió el impacto que tiene debido a que agravó las tensiones existentes. Los precios de los alimentos subieron en 2021 y esa es una señal de la crisis que está por venir.

Los mercados energéticos estuvieron en tensión mucho antes de que estallara la guerra. Ahora ambos factores estresantes se relacionan con la guerra.

 

Resalté en rojo lo que brota como una serie de riesgos macroscópicos, todos los cuales podrían llegar a un punto crítico entre los próximos 6 a 18 meses".

 



Existen muchas crisis al mismo tiempo

Como señaló Tooze, ahora nos enfrentamos a una serie de desafíos significativos, los cuales nos afectan a todos a la vez, o simplemente varios de ellos se refuerzan y empeoran entre sí.

 

También, cabe destacar el hecho de que existe una gran incertidumbre relacionada con algunos de ellos.

¿Cuál podría ser el potencial de las nuevas variantes de COVID?

 

¿El conflicto entre Rusia y Ucrania se convertirá en una guerra nuclear?

En realidad, no hay forma de predecir de manera acertada cómo se desarrollarán esos escenarios.

 

Por otro lado, algunas de estas fuerzas compensan o mejoran otras, pero de nuevo, es difícil predecir la probabilidad de que sucedan.

Tooze resume los principales puntos de crisis y su probable influencia mutua.

Tenga en cuenta que se refiere a estas interacciones como "provisionales y muy discutibles"...

De hecho, algunos de sus lectores señalan varias influencias adicionales que podrían agregarse, como,

  • la militarización del dólar de Estados Unidos

  • la eliminación de Rusia del sistema SWIFT

  • la intromisión de Estados Unidos en el conflicto Rusia-Ucrania

  • el impulso para expandir la OTAN

  • permitir que las agencias de salud dicten la política económica,

...y mucho más.

Aun así, el análisis de Tooze, aunque podría estar incompleto, puede ser efectivo para las personas que estén dispuestas a reflexionar sobre las posibles ramificaciones de las interacciones globales que podemos enfrentar en los próximos 6 a 18 meses.

 

 

 


Predicciones para 2023-2024

Como explica Tooze, la "policrisis" no solo es la presencia de varias crisis a la vez.

 

Sino más bien, es,

"una situación donde el todo es aún más peligroso que la suma de las partes." 4


"Es muy probable que exista

una crisis mundial de hambre

porque todos los demás riesgos principales

agravarán ese problema."

Adán Tooze
 


La razón por la que el conjunto es más peligroso que cualquier combinación de crisis juntas es la forma en que se intensifican, agravan y empeoran entre sí de manera simbiótica.

 

Y, si Tooze tiene razón, es posible que nos encontremos en medio de esta policrisis en algún momento dentro los próximos seis a 18 meses, o de 2023 a 2024.

 

Tooze explica: 5

"Lo que esta matriz nos ayuda a hacer es distinguir los tipos de riesgo por el grado y el tipo de su interconexión.

 

El riesgo de una guerra nuclear es obvio por el hecho de que ninguno de los otros riesgos la afectan.

Moscú y Washington decidirán la guerra. Una crisis alimentaria no hace que una escalada nuclear sea más o menos probable.

 

Por otro lado, una escalada nuclear, por decir lo menos, aumentaría varios de los otros riesgos.

Es probable que la inflación continúe como una manera de impulsar diferentes tipos de riesgos, pero esos riesgos a su vez (COVID, recesión, crisis de deuda soberana de EZ) tal vez disminuyan el riesgo de inflación.

No diría que esto es un pronóstico, pero sí me hace pensar que la inflación será transitoria. La mayoría de los grandes impactos que podríamos esperar tienden a tener un impacto deflacionario.

Por el contrario, una recesión cada vez parece más probable, en parte porque el efecto de la mayoría de los malos impactos que podemos esperar (del COVID, el aumento de la inflación o un punto muerto fiscal en el Congreso) apuntan en esa dirección.

El siguiente paso obvio es preguntar si los bucles de retroalimentación en la matriz son positivos o negativos.

 

Entonces, por ejemplo, una recesión hace más probable una crisis de deuda soberana en la eurozona, lo que a su vez causaría serias presiones deflacionistas en toda Europa.

Por el contrario, la inflación parece calmarse a sí misma. Los efectos que produce tienden más a amortiguar la inflación que a contribuir a una aceleración. Al menos como lo he especificado en la matriz.

Es muy probable que exista una crisis mundial de hambre porque todos los demás riesgos principales agravarán ese problema.

 

Sin embargo, una crisis de hambre afectará demasiado a las personas pobres e indefensas en los países de bajos ingresos, por lo que es poco probable que retroalimente y agrave cualquiera de las otras crisis importantes.

Es un efecto de las fuerzas que operan en otros lugares, más que un impulsor de la escalada. En esta medida, la matriz se convierte en una forma de trazar la jerarquía de poder del desarrollo desigual y combinado.

 

Algunas personas reciben impactos. Otras los reparten"...

 



Perspectivas a corto plazo para la economía de Estados Unidos

En un artículo del 1 de julio de 2022, 6 Tooze se enfoca en las perspectivas a corto plazo para los Estados Unidos.

 

La Reserva Federal decidió ajustar su política monetaria,

"de forma más abrupta que en cualquier otro momento desde principios de la década de los 80", mientras que la inflación sigue siendo "mucho más alta" al mismo tiempo.

La pregunta que todos nos hacemos es,

¿nos encontramos en una recesión que podría empeorar hasta convertirse en una depresión...?

La recesión es cuando un país experimenta una disminución en el Producto Interno Bruto (PIB) durante dos trimestres consecutivos, mientras que una depresión se caracteriza por más reducciones a largo plazo en la actividad económica.

De acuerdo con la Oficina Nacional de Investigación Económica, Estados Unidos estaba de manera oficial en recesión en febrero de 2020. 7,8

 

Cuando la economía creció 5.7% en 2021, se declaró un repunte, 9 pero luego el PIB volvió a caer, primero a una tasa anual del 1.6 % en el primer trimestre de 2022, seguido de un 2.1% negativo en el segundo trimestre, 10 lo que en teoría colocó a los Estados Unidos en territorio de recesión una vez más.

Tooze señala que la mayoría de los economistas son optimistas y predicen que en 2023 solo habrá una recesión leve y temporal, pero la evidencia en tiempo real no parece tan buena.

 

A principios de julio de 2022, el gasto de los consumidores, las inversiones nacionales, las solicitudes de hipotecas, fabricación y las cargas cíclicas de los ferrocarriles de Estados Unidos disminuyeron, mientras que la inflación y las tasas de interés aumentaron. 11,12

La confianza del consumidor, la cual es una señal de la confianza de las personas en la economía y su disposición a gastar, también disminuyó a un ritmo récord. 13

 

Tooze concluye:

"En total, se podría decir que este es un panorama sombrío. Y existen quienes son cada vez más escépticos ante la posibilidad de una crisis.

 

Pero creo que todavía es demasiado pronto para decirlo.

Si el objetivo es controlar la inflación al provocar una desaceleración, entonces la evidencia que presenciamos ahora, es justo lo que buscaría.

 

Lo que queda por ver es cómo interactúan las diferentes fuerzas recesivas y si se convierten en un ambiente tan pesado".


 


Dos estrategias para fortalecer su resiliencia

Aunque es posible que no podamos predecir con precisión qué tan mal se pondrá la situación, parece prudente decir que todos enfrentamos tiempos difíciles.

 

Un factor que Tooze no incluye en ninguno de sus análisis es el hecho tan evidente de que algunas de estas crisis se fabrican de manera intencional, con el objetivo de romper y desmantelar los sistemas actuales para justificar la introducción de sistemas nuevos.

El sistema financiero y el sistema de alimentos son dos ejemplos clave en los que parece ocurrir una deconstrucción intencional.

 

En esencia, los elitistas tecnocráticos, que se creen los gobernantes del mundo, pretenden argumentar una reconstrucción, debido a que los sistemas ya no funcionan.

Sin embargo, los nuevos sistemas no beneficiarán a la población de ninguna forma. Esto es cierto a nivel mundial, no solo en los Estados Unidos.

 

Estos nuevos sistemas que se crean bajo el nombre del Gran Reinicio, son sistemas esclavistas que, cuando se conecten en red, formarán una prisión digital y virtual.

Cada persona en el planeta estará bajo su pulgar colectivo, ya que los tecnócratas serán dueños de todo, mientras que al resto de la humanidad se le asignará recursos como alimentos y energía en función de criterios de obediencia.

La buena noticia es que cada vez existen más personas que se dan cuenta de lo que trama esta camarilla del "estado profundo", y ese es otro comodín que puede cambiar las cosas y, con suerte, disminuir los impactos de algunas de estas crisis.

 

Existen dos estrategias que pueden fortalecer la resiliencia individual y local frente a las tensiones que enfrentamos, las cuales involucran la idea de,

  • crear sistemas alimentarios locales 14

  • fortalecer las relaciones vecinales y comunitarias

Al construir un sistema de alimentos local, se reduce la inseguridad alimentaria, mientras que al construir una red comunitaria de especialistas, se reducen los efectos de un sistema financiero que se desmorona, ya que se pueden intercambiar bienes y servicios.

La cohesión social también ofrece muchos beneficios psicológicos. 15

 

Los sistemas de alimentos locales y las redes comunitarias también reducen la dependencia de las personas a las dádivas del gobierno y, por lo tanto, es menos probable que se vean obligados a participar en estos nuevos sistemas esclavistas del Gran Reinicio.

 

 

 


Cómo construir un sistema de alimentos local

Como explicó Brian Williams, un explanificador de alimentos en Columbus, Ohio, en un artículo del portal StrongTown de 2017, 16

construir un sistema sólido de alimentos va más allá de los jardines comunitarios, los mercados de agricultores y las acciones de agricultura apoyada por la comunidad (CSA).

Aunque estas son puertas de enlace valiosas, no tienen tanto alcance.

 

Williams brinda varias sugerencias excelentes para quienes estén dispuestos a encabezar un movimiento de alimentos locales en su propia ciudad natal: 17

•    Asegure compromisos de compras locales por parte de escuelas, hospitales, universidades, restaurantes, tiendas de comestibles locales y otras instituciones:

tales compromisos son indispensables para desarrollar la infraestructura necesaria para tener un mercado local de alimentos.

Cuando tiene demanda de grandes instituciones, puede incorporar a los agricultores, procesadores de alimentos y distribuidores en una red de cadena de suministro completa, ya que los contratos serán lo suficientemente grandes como para respaldar a todos y hacer que el esfuerzo sea viable de forma financiera.



•    Consiga el apoyo de los procesadores y distribuidores de alimentos existentes: muchas empresas familiares a pequeña escala tienen dificultades para llegar a fin de mes y es posible que estén más que dispuestas a formar parte de su red local.

 

Dos componentes clave son,

  • los mataderos

  • las empresas de camiones para distribuir la comida de un lugar a otro

Pero también necesita procesadores de alimentos que puedan lavar, envasar o cortar los alimentos.



•    Construya una red de agricultores locales dispuestos a colaborar:

es posible que los agricultores individuales no puedan satisfacer las demandas de los contratos grandes, pero la combinación de la producción de varias granjas agrícolas sí.


•    Construya la infraestructura económica:

si ciertos servicios no están disponibles, determine qué se necesita y llame a la comunidad.

Nunca se sabe quién podría estar dispuesto a iniciar una empresa para satisfacer una necesidad local.

Tenga en cuenta que la productividad financiera es clave para que un sistema de alimentos local funcione. Todos los involucrados deben beneficiarse de forma financiera, o el sistema no será sostenible.

 

La buena noticia es que una red local mantiene el dinero dentro de la comunidad, y es más fácil mantenerse financieramente viable cuando no se desvía nada a las personas de otros estados que no gastan sus ganancias dentro de su comunidad.



•    Construya relaciones con los funcionarios locales de salud pública, funcionarios de desarrollo económico, representantes legislativos y banqueros.

 

Como señaló Williams:

"Los funcionarios de salud pública regulan los negocios locales relacionados con los alimentos.

 

Si su regulación parece demasiado rígida o poco realista, los expertos en desarrollo económico pueden ayudar a pulir los detalles y buscar otras oportunidades.

Los bancos de alimentos ya cuentan con camiones y son posibles socios en los desafíos de distribución.

 

Los banqueros tienen dinero para prestar a los agricultores que quieren expandirse, distribuidores que necesitan otro camión y procesadores que están en crecimiento para satisfacer la demanda".

 

 


Fuentes y Referencias

1, 3, 4, 5 Adam Tooze Substack June 24, 2022

2 Institute for Economic Thinking, Adam Tooze Bio

6, 12, 13 Adam Tooze Substack July 1, 2022

7 HKS.Harvard.edu June 16, 2020

8 NPR June 8, 2020

9 MSN January 27, 2022

10, 11 CNBC July 1, 2022

14 Treehugger October 11, 2018

15 NPR January 3, 2013

16, 17 StrongTown August 7, 2017