por Josep Pamies
29 Abril 2020
del Sitio Web JosepPamies



 

 

 

 

 

Hace tiempo que en mis intervenciones públicas venía diciendo que el comunismo y el capitalismo eran las dos caras de la misma moneda, para distraer al ganado humano y enfrentarnos entre nosotros y tenernos distraídos, mientras entre bambalinas movían unos pocos las piezas del ajedrez.

Y que lo mismo ocurría con las dichosas religiones, creadas o utilizadas para enfrentarnos también entre nosotros a pesar de que todas defienden un solo y único Dios.

Y ahora lo que faltaba, el dichoso Coronavirus...!!!

¿Por qué digo que no existe ni el Comunismo ni el Capitalismo, ni el Coronavirus?

Porqué tanto los teóricos comunistas (China, Rusia, Cuba, Venezuela…) como los capitalistas, son todos hijos de las mismas élites y pretenden utilizar ahora el timo del Coronavirus, para destrozar la economía mundial de la que emerger un nuevo modelo económico dominado otra vez por las mismas élites con mano de hierro.

¿Por qué califico de 'timo' al Coronavirus?

 

Pues porque hemos demostrado que con una simple planta, la Artemisia annua de fácil autocultivo y/o la bendita sustancia del MMS (Dióxido de Cloro) de precio irrisorio, se puede solucionar en horas.

Quizá no nos hemos dado cuenta que con esta divulgación que hemos hecho de estas sencillas y económicas terapias, hemos trastocado los planes eugenistas de estas élites sanguinarias.

Su plan era y digo 'era' (porque seguro que lo evitaremos), conseguir una hambruna mundial con la crisis económica que querían provocar, mediante la cual la Humanidad en busca de su sustento se volviera violenta y justificara la dictadura mundial con la imposición de medidas de control fascista, militarización de la Sociedad y vacunas obligatorias de Bill Gates con chip incorporado de monitorización.

La Humanidad tiene capacidades para reconducir este rumbo autodestructivo basado en el crecimiento continuo de la economía, que tanto,

el Capitalismo, como el Comunismo, el Cristianismo, el Islamismo…,

...han pregonado o aceptado hasta la actualidad.

En un Planeta finito, pero capaz de generar recursos básicos para muchas veces la población actual planetaria, es posible mantener el equilibrio desde el compartir y no desde el competir...

 

La competitividad ha sido la droga legal mas mortífera desde los siglos de los siglos.

No necesitamos de Coronavirus creados artificialmente y de otras plagas bíblicas para auto regular la población planetaria... necesitamos construir una Sociedad sin patentes, donde el conocimiento circule libremente y nos de instrumentos de autosuficiencia individual para poder vivir en paz nuestro espacio de tiempo aquí en este precioso Planeta.

 

Aquí está el Paraíso, no hace falta buscarlo en las Galaxias...!!!

En este modelo, queridas y miedosas élites, no tendréis necesidad de vivir como las ratas en búnkeres, porque el común denominador de la Humanidad no tiene vuestra ansia de poder y de venganza.

 

Sabremos perdonar.

 

Dejadnos en paz por favor, no continuéis haciendo mas daño, porque hasta vosotras sois infelices.